Blog

CUANTIFICACIÓN DE CALCIO EN ARTERIAS CORONARIAS (CALCIO SCORING)

XIV Jornadas Medicas del Laboratorio Médico del Chopo

La enfermedad ateroesclerótica cardiaca es la principal causa de muerte en el hemisferio occidental y en los países industrializados. El diseño e implementación de métodos adecuados de tamizaje para enfermedades cardiovasculares debe ser una preocupación prioritaria dentro de las políticas de salud pública.

 Los mayores esfuerzos en recursos económicos y científicos han sido encaminados en las últimas décadas al tratamiento de sus complicaciones tales como el infarto agudo del miocardio, la angina, muerte súbita y falla cardiaca. Esto se refleja en el desarrollo de técnicas diagnósticas invasivas y no invasivas, cirugías de puentes coronarios, procedimientos percutáneos como la angioplastia y colocación de “stents”. Cabe pensar, que una mejor alternativa sería enfocarse en la prevención del desarrollo de la enfermedad mediante la detección de aquellos pacientes en riesgo.

 Surge entonces el término de prevención primaria, que se enfoca en la detección de los factores causantes de la enfermedad, permitiendo utilizar una aproximación terapéutica efectiva sobre todo en pacientes de alto riesgo de sufrir la enfermedad o sus posibles complicaciones.

 La presencia de calcio en las arterias coronarias es un excelente indicador de ateroesclerosis y se ha asociado como factor de riesgo independiente para futuros eventos coronarios, por lo tanto la evaluación de su utilidad como método de tamizaje es de especial importancia.

 La aterosclerosis es la única enfermedad vascular conocida que se asocia a calcificación coronaria, ésta aumenta con la edad y es más frecuente en hombres mayores de 50 años y mujeres después de los 60. El grado de calcificación coronaria está estrechamente relacionada con la ocurrencia de procesos cardiovasculares y con la severidad de la enfermedad coronaria.

 En el año 1990, Agatston diseñó un método para determinar la cuantificación de calcio coronario mediante la tomografía computarizada y en el año 1998, Callister introdujo el método volumétrico, con la integración de ambos.

 La mejoría de la resolución espacial, temporal y submilimétrica de los nuevos equipos de tomografía nos permite un estudio más confiable del puntaje de calcio en el árbol arterial coronario y ha demostrado ser una herramienta útil para estratificar el riesgo cardiovascular.

 Los resultados del puntaje de calcio pueden ser clasificados en 5 grupos:

Valor Probabilidad de enfermedad coronaria significativa Riesgo Cardiovascular
0 Muy Baja Muy Bajo
1-10 Muy Poco Probable Bajo
11-100 Probabilidad mínima o leve de estenosis coronaria Moderado
101-400 Alta probabilidad de estenosis coronaria Moderado Alto
>400 Alta probabilidad de esyenosis coronaria significativa Alto

Mayo Clin.Pmc. 1999; 74:243-252.

Actualmente, las recomendaciones para el uso del Calcio Scoring en pacientes asintomáticos se limitan a los que presentan un riesgo estimado intermedio y a aquellos de los que no se dispone de datos suficientes para dirigir la posterior estrategia terapéutica. La enfermedad cardíaca avanzada puede existir antes del inicio de los síntomas clínicos; el infarto de miocardio puede ser el primer signo de enfermedad.

La intervención en los hábitos de vida y el proveer una terapia médica adecuada para cada individuo en particular, específicamente en pacientes en estadios subclínicos de la enfermedad, pueden permitir mejorar el pronóstico para pacientes en alto riesgo de sufrir eventos cardiacos. Budoff reporta una sensibilidad y especificidad del score de calcio de 96% y 40% respectivamente.

El riesgo individual puede ser estimado en base a la presencia de múltiples factores de riesgo tales como la edad, el género, presión arterial sistólica, tabaquismo, colesterol total elevado o disminución de proteínas de baja densidad, diabetes, obesidad, sedentarismo. Sólo se recomienda la identificación y posterior estratificación de la enfermedad coronaria de pacientes asintomáticos, en aquellos con múltiples factores de riesgo.

La calcificación coronaria no solo se asocia con eventos coronarios futuros, sino que ésta a su vez puede ser modulada por la intervención médica en la reducción de lipoproteínas de baja densidad y se encuentra asociada a la disminución del lumen arterial.

Se ha demostrado que la mejor utilidad de la tomografía multicorte es que no está limitada por medicación reciente, por la actividad física, anormalidades del electrocardiograma ni la existencia de anomalías de la motilidad.

 

XIV Jornadas Medicas del Laboratorio Médico del Chopo

14.238 Comments

0