Blog

LESIONES TUMORALES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (SNC)

XIV Jornadas Medicas del Laboratorio Médico del Chopo

Según los datos del National Cancer Institute of USA y la American Association of Central CancerRegistries, para el 2012 en EEUU, se tiene un estimado total de 1, 638,910 nuevos casos de cáncer en todas sus modalidades con una mortalidad de 577,190 personas por año, de los cuales 22,910 casos se originarán en el Sistema Nervioso Central y tendrán una mortalidad de 13,700 personas por año.

 Lo anterior representa una incidencia combinada de tumores invasores del sistema nervioso central de 6.36 por cada 100,000 personas por año, con una mortalidad de 4.22 por cada 100,000 personas por año.

 A escala mundial, en el 2008 se diagnosticaron un total de 238,000 casos nuevos de tumor cerebral y otros tumores del SNC, con una mortalidad de 175,000 defunciones por año.

 En forma general, la incidencia de tumores cerebrales primarios es más alta en los individuos de raza blanca que en los de raza negra y la mortalidad es mayor en varones, en comparación con las mujeres.

Existen algunas consideraciones dignas de tomarse en cuenta, la exposición al cloruro de vinilo predispone al Glioma, la etiología del Linfoma se relaciona con la infección del virus de Epstein-Barr, las personas que reciben un transplante y los pacientes infectados por el Síndrome de Inmunodeficiencia adquirida son más vulnerables al Linfoma del SNC.

La variabilidad de los tumores cerebrales es muy grande, yendo desde tumores benignos y curables sin mayores complicaciones, hasta procesos sumamente agresivos y malignos, difíciles de tratar y que producen secuelas, estos últimos requieren el manejo de un equipo multi-disciplinario.

Cuando se sospecha la presencia de un tumor de este tipo, los exámenes de neuro-imagen (TAC, resonancia magnética y otros) son imprescindibles para el diagnóstico de certeza.

Estos exámenes permiten conocer la ubicación del tumor e informan sobre su estructura y naturaleza (quístico, sólido o mixto, benigno o maligno; primario o secundario; único o múltiple, etc.).

El diagnóstico de certeza lo da finalmente el estudio histológico de la lesión, que se obtiene mediante un procedimiento neuro-quirúrgico específico para cada paciente.

Se desconoce la causa exacta que detona el origen de los tumores primarios del sistema nervioso central, hasta este momento lo más aceptado es la teoría multifactorial y en este rubro los factores ambientales y genéticos, la exposición previa a la radiación terapéutica durante la infancia y la misma herencia, son elementos importantes que juegan un papel determinante.

Los síntomas de un tumor cerebral incluyen desde cefalea crónica, náuseas, vómitos, hasta las crisis convulsivas, los cambios en la conducta, la pérdida de la memoria y problemas de la vista o el oído.

El grado de malignidad es determinado por las características de los estudios de imagen, los hallazgos macroscópicos y el estudio anatomopatológico.

La correcta clasificación de los tumores primarios del sistema nervioso permite una primera aproximación a su comportamiento biológico y pronóstico y al establecimiento de la indicación terapéutica.

Desde su primera publicación en 1979, la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye un sistema de gradación histológica que constituye hoy en día el sistema más empleado. La última clasificación actualizada de la OMS ha sido publicada en el año 2007 (Louis et al.; 2007).

El tratamiento de los tumores cerebrales, depende en gran parte del tamaño y el tipo de tumor, la velocidad de crecimiento y el estado general de salud del paciente. Las opciones de tratamiento van desde la cirugía, la radioterapia y quimioterapia, agentes biológicos dirigidos o una combinación de todas ellas. La resección quirúrgica (si no es peligrosa) es por lo general la primera recomendación de tratamiento para reducir la presión sobe el cerebro.

En las últimas dos décadas los investigadores han desarrollado nuevas técnicas para administrar radiación al tumor cerebral mientras se protegen los tejidos sanos cercanos. Entre estos tratamientos se encuentran braquiterapia, la radioterapia de intensidad modulada (IMRT) y la radiocirugía.

La radioterapia podría ser recomendable para tumores sensibles a ese tratamiento. Esta última, en su forma convencional, usa haces externos de rayos X, rayos gamma o protones dirigidos al tumor para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores cerebrales. Por lo general se da en un período de varias semanas. La radioterapia de todo el cerebro es una opción para tumores múltiples.

La quimioterapia, conjuntamente con la radiación (terapia concurrente), se ha convertido en la norma de tratamiento en relación con los tumores cerebrales primarios. El uso de estas sustancias químicas hace más lento o eliminan la reproducción celular rápida y se pueden usar antes, durante y después de la cirugía y/o la radioterapia. También se pueden prescribir varios medicamentos denominados radios sensibilizadores, que se cree hacen la radioterapia más eficaz.

 Imágenes de una Resonancia Magnética Funcional

 

Resonancia Magnética

Actualmente, la tecnología aplicada al diagnóstico médico por imágenes es una herramienta cada vez más accesible a distintos sectores de la población, ofrece sistemas avanzados, con menores riesgos y molestias para el paciente.

Fundamentalmente, las imágenes de Resonancia Magnética son creadas por la exposición de los tejidos a un intenso campo magnético que alinea los protones contenidos en las células, dicha alineación de protones es captada y procesada a través de sofisticados sistemas computacionales para convertirlas en imágenes.

A diferencia de la Tomografía computada, no implica el uso de radiación ionizante y no está por tanto asociada con los mismos riesgos para la salud; no existe el riesgo de efectos conocidos a largo plazo por la exposición a campos magnéticos, por lo que no hay límite en el número de exploraciones a las que una persona puede ser expuesta.

Utilidad Médica

Esta tecnología permite que muchos órganos y sistemas puedan visualizarse con extrema definición.

 

Contraindicaciones

 Presencia de objetos ferromagnéticos en alguna parte del cuerpo del paciente, tales como grapas quirúrgicas en arterias cerebrales, prótesis metálicas, barras en columna, marcapasos cardiaco y prótesis auditivas, entre otras. Es importante tener cuidado en el manejo de pacientes con claustrofobia.

 Al margen de estas restricciones, la Resonancia Magnética es considerada una tecnología de muy bajo riesgo sin uso de radiaciones ionizantes.

 Los estudios de Resonancia Magnética ocupan cada vez más importante lugar en la larga lista de procedimientos que conforman la especialidad de radiología e imagen, por ello Laboratorio Médico del Chopo actualmente cuenta con este estudio en un precio preferencial:

XIV Jornadas Medicas del Laboratorio Médico del Chopo

12.978 Comments

1

1 258 259 260