Blog

¿Mucha tos y poco pinole?

El regreso a clases aunque no deja de ser un suceso muy interesante para niños y niñas, en muchos de ellos provoca situaciones de estrés que puede alterar su sistema inmunológico y afectar su salud, aunado a los cambios de clima, propios de esta época en que el ambiente se vuelve muy frío. Por lo que los pequeños pueden presentar tos.

 ¿Qué es la tos?

La tos es un síntoma muy común y molesto, al igual que es una causa frecuente de consulta con el médico. Incluso puede alterar las relaciones personales y escolares además del sueño de niños y adultos.

Existen múltiples causas y padecimientos en los que la tos se puede presentar. Los más comunes son las enfermedades respiratorias, desde el resfriado común o gripe, procesos alérgicos, pasando por enfermedades infecciosas más graves como tuberculosis o tosferina, hasta enfermedades respiratorias crónicas.

En la evaluación de la tos es importante la duración, si se acompaña de algún otro síntoma, si se es fumador (en caso de los adultos), los signos vitales y algunos otros exámenes tales como una radiografía de tórax.

La tos aguda es aquella que dura menos de tres semanas, la persistente dura más de éste tiempo. En la gran mayoría de los casos es causada por infección aguda de las vías respiratorias, asma, rinitis alérgica o insuficiencia cardíaca. Si tu hijo lleva varios días con tos, consulta a tu médico.

¿Qué pruebas ayudan a evaluar la causa de la tos?

En la evaluación de la tos aguda, la prueba que se utiliza con mayor frecuencia es la radiografía de tórax, principalmente si el médico sospecha neumonía o si hay alguna alteración en los signos vitales.

En aquellos niños que presenten dificultad para respirar, se acude a otras pruebas como la oximetría de pulso para medir la oxigenación de la sangre.

La tos persistente puede deberse a causas más complejas desde asma, enfermedad por reflujo gastroesofágico, bronquitis, goteo posnasal, bronquiectasias, o sea las dilataciones bronquiales asociadas a inflamación crónica y recurrente que condiciona la destrucción bronquial; tuberculosis u otras infecciones crónicas hasta cáncer pulmonar e inclusive puede tener un origen psicógeno, es decir, sin una alteración orgánica existente.

La radiografía del tórax también se indica en aquellos casos de tos persistente en caso de sospechar una causa infecciosa. Cuando la radiografía es normal, será necesario descartar goteo posnasal, asma y enfermedad por reflujo gastroesofágico, y no suele ser necesario realizar más pruebas diagnósticas, iniciando el médico el tratamiento que considere adecuado.

Sin embargo según la sospecha del médico puede realizar un estudio llamado Serie Esófago Gástrica, endoscopía o phmetría para evaluar el reflujo.

La espirometría es un estudio que mide la cantidad de aire y oxígeno que entra a las vías respiratorias y ayuda a identificar la obstrucción de las vías aéreas en aquellos niños que no respondan al tratamiento del asma.

La evaluación de la tos se basa principalmente en los signos y síntomas que cada paciente presenta y las pruebas diagnósticas suelen realizarse para descartar padecimientos crónicos o cuando no hay una respuesta favorable al tratamiento inicial.

Prepara a tus hijos para el regreso a clases, ante cualquier síntoma de tos aguda consulta al médico.

Conoce nuestras promociones:

Infecciones Respiratorias Recurrentes 1

Infecciones Respiratorias Recurrentes 2

Tele de torax (RX)

 

 

Referencia informativa: Tierney, L. et al., Diagnóstico clínico y tratamiento, 41ª ed., El Manual Moderno, 2006; Guyton–Hall, Tratado de Fisiología Médica, 10ª ed., McGraw-Hill, 2001

13.228 Comments

16

1 263 264 265